Reserva tu cita

0960733385

Email

info@drpedrolovato.com

Consultorio 132 Torre 2

Hospital de los Valles

Quito – Ecuador

Dr. Pedro Lovato



Nuestro perfil

Nuestra consulta

Financiamento

Reserva tu cita

593 96 186 9777

Email

info@drpedrolovato.com

Las hemorroides son venas dilatadas alrededor del recto. La mayoría de las personas que las padecen tienen molestias o sangrado ano rectal en algún momento de su vida.  Pueden causar molestias temporales o repetirse a lo largo de la vida.

Un adulto promedio tiene aproximadamente unos 4 cm de longitud del conducto anal.  Este contiene un referente anatómico importante conocido como la línea dentada.  La línea dentada es importante porque las hemorroides pueden desarrollarse por arriba o por debajo de la misma.

Hemorroides

¿Por qué se producen las hemorroides?
Las hemorroides se producen por un aumento de la presión en el recto que puede ser consecuencia de múltiples causas, entre ellas:

 

  • Estreñimiento
  • Diarrea crónica
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Dieta baja en fibra

No hay datos certeros porque la enfermedad puede estar presente sin causar ningún tipo de sintomatología, sin embargo, se conoce que la enfermedad hemorroidal es más prevalente en adultos entre 45 a 65 años.

En procedimientos endoscópicos o colonoscopias diagnósticas se ha encontrado una prevalencia del 39% y se ha establecido que el 55% de estos pacientes no presenta síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas o molestias que usted puede presentar cuando tiene hemorroides son:

  • Sangrado: puede observar manchas de sangre al ir al baño.
  • Irritación y picazón en la región anal
  • Dolor
  • Sensación de masa cerca del ano

¿Qué puedo hacer al respecto?

Evitar el estreñimiento es lo más importante que puede hacer para tratar y prevenir las hemorroides, ya que esforzarse en el inodoro durante mucho tiempo puede empeorar la enfermedad.
Estas cosas pueden ayudarlo a evitar el estreñimiento:

  • Coma alimentos ricos en fibra: pan integral, arroz, pasta, frutas y verduras.
  • Agregue fibra adicional a su dieta: agregar salvado a su cereal o tomar suplementos de fibra
  • Beba al menos ocho vasos de agua por día.

También puede tener en cuenta:

  • Sentarse en un baño tibio también puede ayudar.
  • Usar toallitas medicinales después de defecar puede ayudar con el dolor y la picazón.
  • Hay algunas cremas para hemorroides que puedes comprar sin receta. Pueden reducir las hemorroides y ayudar con el dolor y la picazón. Asegúrese de leer las etiquetas cuidadosamente, algunas de estas cremas contienen esteroides.
  • No debe usar cremas que contengan esteroides por más de unas pocas semanas porque pueden dañar su piel permanentemente si se usan por mucho tiempo.

¿Cuándo necesito ver a mi médico?

Acuda a su médico si las cremas y los baños tibios no ayudan, o si tiene algún sangrado del recto. Es importante asegurarse que las hemorroides estén causando el sangrado y no una afección más grave. También debe acudir a su médico si el dolor empeora repentinamente.

¿Qué pasa si mis hemorroides son muy malas?

Si sus hemorroides están causando mucho dolor o sangrado incluso después del tratamiento con cremas y baños, es posible que necesite cirugía. Hay varias opciones y su médico puede tratarlos en su consultorio administrándole una inyección o utilizando una luz especial que reduce las hemorroides.

Asegúrese de decirle a su médico si está tomando anticoagulantes o aspirina antes de que le practique cualquier intervención.

Algunos tipos de hemorroides se pueden tratar con un procedimiento llamado ligadura con banda elástica. En este procedimiento se ata una banda elástica alrededor de la base de la hemorroide para cortar el suministro de sangre lo cual hace que la hemorroide se marchite. La mayoría de las personas no necesitan anestesia con este procedimiento.

Es posible que las personas con hemorroides más complicadas necesiten ver a un cirujano para grapar o extraer las hemorroides. Ambas operaciones requieren anestesia.

Abrir chat